viernes, 27 de noviembre de 2009

DADAÍSMO

En el periodo en que Europa vivió la primera guerra mundial, surgieron en distintos países nuevos movimientos de vanguardia. En suiza, concretamente en el de Zurich, nació el Dadaismo impulsado por Hugo Ball y Tristan Tzara trato de establecer formulas antiartísticas, como respuesta a la sinrazón de la guerra. Inmerso de lleno en este movimiento, Marsel Duchamp se convirtió en referente obligado para todo el arte posterior.

En agosto de 1914, después de unos meses de crisis y de alarmas, estallo la primera guerra mundial la vida artística europea se interrumpió bruscamente y de forma radical los que habían contribuido a crear la primera oleada de ideas nuevas del siglo xx – artistas, científicos, filósofos-fueron movilizados y algunos no regresaron jamás a sus estudios o laboratorios. La supremacía ejercida por la capital francesa en los movimientos vanguardistas dejo de existir. Se asiste, por otra parte, a la aparición de nuevas aptitudes artísticas que se caracterizan por su radicalidad, su intento por fusionar arte y vida, y, en definitiva, por su oposición a un mundo que sufría la irracionalidad de la guerra.

A si se desarrolla el Dadaísmo en Zurich y Nueva York, que en poco tiempo obtuvo una repercusión internacional. Dadá define el anti arte y expresiones como confusión, sorpresa, escándalo, virulencia y absurdidad no son si no términos con los que se ha querido dar coherencia a este movimiento, cuando, de hecho, ni el mismo la quería

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada